Suplantación de identidad por correo electrónico

¿Qué es el Marco de Políticas de Remitentes (SPF)?

La mayor amenaza para la seguridad del correo electrónico de sus clientes es que un atacante utilice el nombre y el dominio de su marca para enviar mensajes falsos. Este tipo de correos electrónicos de phishing pueden ser lo suficientemente convincentes como para que sus clientes no se den cuenta de la diferencia y acaben siendo víctimas de una estafa. Esto puede dañar tanto la imagen de su marca como su reputación con los proveedores de correo electrónico, haciendo que sea menos probable que sus correos electrónicos reales lleguen a las bandejas de entrada de los clientes.