¿qué es la suplantación de IP?

¿Qué es la suplantación de IP? En pocas palabras, es cuando un usuario o programa intenta transmitir paquetes con una dirección IP que no está autorizado a utilizar. También conocido como IP address spoofing, su objetivo es suplantar una IP de origen legítima. Aunque esa es la definición oficial, hay bastantes detalles que pueden hacer que esto ocurra y tenga éxito.

¿Qué es la suplantación de IP?

En la suplantación de IP, un hacker envía paquetes IP falsos a través de direcciones IP falsificadas creadas para enmascarar su verdadera identidad. Para ello, utilizan varias herramientas para encontrar las direcciones IP de sitios web y redes. A continuación, envían solicitudes falsas con estas direcciones.

La suplantación de IP puede hacerse por varias razones. A menudo se utiliza para ataques DDoS o para ocultar la identidad del atacante. También se utiliza para que las campañas de phishing sean más efectivas y difíciles de detectar porque los correos electrónicos falsos parecen proceder de fuentes legítimas.

Cuando un atacante utiliza la suplantación de IP durante un ataque DDoS, inunda su objetivo con peticiones falsas que provocan una sobrecarga y caída del servidor. Esta táctica es eficaz porque impide que nadie identifique de dónde proceden los ataques y les permite permanecer en el anonimato mientras los lanzan.

¿Por qué los hackers utilizan la suplantación de direcciones IP?

Las siguientes son algunas cosas que los atacantes pueden lograr con direcciones IP falsificadas:

  • Evitar que las autoridades descubran quiénes son y los relacionen con los atentados
  • Evitar que los dispositivos dirigidos reciban notificaciones sobre ataques en los que participan sin saberlo.
  • Evite que el software, el hardware y los servicios de seguridad bloqueen las direcciones IP asociadas a fuentes de tráfico malicioso.

Tipos de suplantación de IP

Se pueden llevar a cabo diversos ataques mediante la suplantación de IP. Una vez que tienen la confianza de su dispositivo, los hackers pueden aprovechar esa debilidad para entregar un virus informático, pedir información personal o incluso convertir su dispositivo en un zombi para permitir un ataque bot masivo en una red de destino.

A continuación se enumeran los métodos más típicos de ataques de suplantación de IP:

  • DDoS - Los ataques de denegación de servicio distribuidos utilizan la suplantación de IP para que parezca un ataque que proviene de múltiples fuentes. Esto puede saturar los servidores y las redes con demasiadas solicitudes, haciendo que se caigan o se apaguen hasta que se recuperen.
  • Ataque Man-in-the-Middle (MitM) - Un ataque MitM se produce cuando un atacante intercepta el tráfico entre dos partes haciéndose pasar por la otra y retransmitiendo los mensajes. El atacante puede entonces espiar las cartas enviadas entre las dos partes y descifrarlas si es necesario. Un ataque MitM es difícil de detectar porque no hay indicios de que algo vaya mal en la conexión. Simplemente parece una comunicación normal entre dos ordenadores cuando no lo es.
  • Enmascarar los dispositivos de las redes de bots - Las redes de bots son conjuntos de ordenadores infectados con malware que pueden ser controlados de forma remota por hackers o ciberdelincuentes. Estas máquinas infectadas se denominan bots y pueden utilizarse para realizar tareas como enviar spam a las bandejas de correo electrónico, robar contraseñas, etc. Para ocultar su rastro a las fuerzas de seguridad, los propietarios de las redes de bots suelen utilizar la suplantación de direcciones IP para ocultar su actividad a los investigadores.

¿Cómo detectar la suplantación de IP?

La suplantación de IP es un método para disfrazar maliciosamente una dirección IP. Es una técnica común utilizada por los hackers para enviar correos electrónicos de spam, así como por los spammers, para evitar ser rastreados.

La mejor manera de detectar la suplantación de IP es a través de un cortafuegos de red. Los cortafuegos están diseñados para alertar a los usuarios cuando se produce un intento de conexión no autorizada en su red o sistema. Si el cortafuegos detecta un ataque, puede bloquear la fuente ofensiva o permitirle tomar medidas contra el intruso.

Varias herramientas gratuitas también le permiten comprobar su dirección IP con fuentes maliciosas conocidas y determinar si los hackers la han suplantado.

¿Cómo protegerse contra la falsificación de IP?

Se pueden utilizar varios métodos para evitar la suplantación de IP:

1. Filtrado de paquetes / Filtrado de entrada

Cada dispositivo o usuario que intenta unirse a una red tiene sus paquetes IP examinados por el filtrado de paquetes. Este procedimiento examina la cabecera de cada paquete IP, que incluye la dirección IP, con gran detalle para asegurarse de que todo está en orden y coincide con el origen. Si algo parece incorrecto, el paquete no podrá terminar la conexión como estaba previsto.

2. Filtrado de salida

Esta es una de las formas más sencillas de prevenir los ataques de suplantación de IP, y consiste en filtrar el tráfico saliente en función de su dirección de origen. El filtrado de salida ayuda a prevenir las intrusiones restringiendo el tráfico saliente de la red de una organización para evitar que los atacantes externos accedan a los sistemas internos que pueden ser utilizados con fines maliciosos como el robo de datos y el hackeo de sistemas.

3. Encriptación IP

El cifrado IP garantiza que ambos lados de una comunicación por Internet intercambian datos cifrados utilizando el cifrado de clave pública (PKI). Esto significa que sólo se utiliza un conjunto de claves para los procesos de cifrado y descifrado -claves públicas-, mientras que las claves privadas son mantenidas en secreto por el propietario de dichas claves.

4. Utilizar el TCP

TCP incluye una protección integrada contra la suplantación de IP. Cuando dos hosts establecen una conexión, intercambian paquetes SYN que contienen sus direcciones IP con fines de verificación. Una vez que ambos hosts están seguros de que se están comunicando entre sí, envían paquetes SYN-ACK que contienen sus números de puerto de origen, lo que les permite identificar fácilmente los puertos del otro en cualquier momento de la sesión.

5. Utilice contraseñas seguras

Asegúrese de que utiliza contraseñas seguras para todas las cuentas que le dan acceso a Internet o a la red interna de su empresa. Las contraseñas débiles pueden facilitar a los piratas informáticos el inicio de sesión a distancia y hacer creer a otros usuarios que son legítimos o autorizados en su red.

6. Instalar el antivirus

Instale un software antivirus en todos los ordenadores y servidores que ejecuten aplicaciones de red críticas, como servidores de correo electrónico, bases de datos y servidores web. Esto ayudará a impedir que los virus entren en su red y a detectar cualquier actividad sospechosa una vez que infecte uno de estos dispositivos.

7. Configurar un cortafuegos

Un cortafuegos es como un guardián que revisa todo el tráfico entrante antes de entrar en su red. Puede configurarse para bloquear el tráfico procedente de una fuente no autorizada o con una dirección de destino incorrecta, como cualquier dirección IP que no pertenezca a su empresa. Los cortafuegos también hacen un seguimiento del tráfico saliente que sale de su red y registran esta información para futuras consultas.

Artículos relacionados

Resumen

Con esto terminamos nuestra explicación, y ahora ya sabes qué es la suplantación de IP, cómo funciona, y las diferentes técnicas que se pueden utilizar para llevar a cabo esta práctica. Esperamos que ahora estés más familiarizado con el IP spoofing y sus usos.

En pocas palabras, la suplantación de IP consiste en defraudar al receptor de la transmisión alterando la dirección IP del remitente y haciéndole creer que la comunicación procede de otra persona. Tanto las empresas como los particulares pueden sufrir mucho con la suplantación de identidad.

Últimas publicaciones de Ahona Rudra (ver todas)